¿Qué son los fertilizantes y para qué sirven?

Para el crecimiento adecuado de las plantas se necesitan unas condiciones óptimas del suelo y del aire, generalmente esas condiciones no están completas y es necesario acudir a los fertilizantes que son los que proporcionan los nutrientes para el crecimiento y fortalecimiento de las plantas, dando una mayor productividad a los cultivos agrícolas.

Existen varios tipos de fertilizantes:

Fertilizantes orgánicos

1. Fertilizantes orgánicos

Son fertilizantes de origen vegetal o animal, se les llama también abono y por lo general se usan en la agricultura ecológica. Estos fertilizantes tardan más en disolverse, por lo cual, el proceso de absorción es más lento, pero mejoran considerablemente la calidad del suelo a largo plazo. Algunos fertilizantes orgánicos son el estiércol de vaca, cerdo, aves de corral y la composta.

 

En las fincas pequeñas, se suelen almacenar en tanques los residuos orgánicos de los cerdos y vacas, para después dispersarlos en los potreros de forma artesanal, mediante tubos a presión. Este método resulta más efectivo si se adiciona un fertilizante químico que proporcione los elementos difíciles de encontrar en el suelo, ya que favorecen la humedad y la retención de nutrientes.

2. Fertilizantes químicos

Son fertilizantes de origen mineral, vegetal o sintético, que tienen procesos de fabricación industrializados. Benefician los cultivos porque actúan de manera más eficiente proporcionando generalmente nitrógeno, fósforo, hierro, zink, potasio entre otros.

 

Estos fertilizantes son fabricados con el propósito de brindar a las plantas un crecimiento acelerado y una producción óptima y rentable para los agricultores.

Fertilizante SULFATO DE MAGNESIO LIQUIDO de 20 litros

3. Biofertilizantes

Están hechos a base de bacterias u hongos que proporcionan los nutrientes necesarios para mejorar la salud de los suelos y la producción agrícola. Algunos tipos de biofertilizantes son el humus de lombriz y la composta. Productos ideales para la agricultura ecológica, que son inocuos para el medio ambiente y propician un proceso sostenible de cultivo.

 

Además, con estos se aprovechan al máximo los residuos orgánicos, se consume menos energía y ahorran dinero.

¿Por qué usar Fertilizantes?

El uso de fertilizantes está relacionado directamente con el aumento de la producción en los cultivos, estos permiten un aprovechamiento mayor del suelo y además se ha comprobado que las raíces de una planta con fertilizantes crecen hasta 3 veces más, permitiendo la absorción acelerada de todas las propiedades del suelo.

Algunos fertilizantes y sus beneficios

Fertilizante con una formulación completa a base de nitrógeno, fósforo, elementos secundarios y micronutrientes, logrando el balance perfecto en la nutrición del cultivo, ofreciendo cosechas abundantes con frutos de alta calidad.

Beneficios:
  • Aporta nitrógeno componente esencial de la clorofila, promueve el crecimiento de las raíces y ayuda a reducir la acidez del suelo.

Es una fuente de magnesio en forma de sulfato de magnesio monohidratado, enriquecido con fósforo de alta solubilidad usado para corregir deficiencias. Además, es una fuente de azufre efectiva para la corrección de suelos con exceso de calcio.

Beneficios:
  • Correctivo de suelos por su alta solubilidad a cualquier PH, corrige las deficiencias de magnesio y azufre, promueve la formación temprana y el crecimiento de raíces.

Es una fuente de sulfato de magnesio heptahidratado en forma granulada para la formulación de mezclas físicas, para su aplicación como corrector de suelos o fertilizante para todo tipo de suelos.

 

Corrige las deficiencias de magnesio, aporta al desarrollo de semillas y favorece la absorción de otros nutrientes vitales para el crecimiento de los cultivos.

Conoce más de nosotros en www.pqpprofesional.com